Inicio Buscador Mapa del Sitio Contáctenos
Español Valencià English Français
Área informativaRecursos educativosSecretaríaTablón de anunciosActividadesRevista de alumnosRevista de padres
ChatCorreo webAcceso ITACAFormulario de contactoEnlaces de interésBuscadorMapa web

Revista de alumnos

IES Torís

QR IES Turis





SÍGUENOS EN FACEBOOK Y EN TWITTER
 

 


NOVEDADES TWITTER

Otros temas

IESTUDIANTS OCTUBRE 2010


Fecha: 04/11/2010

Biblioteca oberta 

Bé, comença un nou curs acadèmic i, en conseqüència, resulta imprescindible parlar de la biblioteca com a espai comú de la comunitat educativa de l’IES Torís. Lluny de considerar, per tant, aquesta instal·lació, com un lloc de silenci tortuós i avorriment perpetu, la nostra intenció, i quan diguem la nostra és la de totes i tots, és transmetre la idea contrària, això és, la de veure la biblioteca com un espai més del centre i alhora com un lloc d’encontre des d’on poder aprofitar el temps mort del nostre horari amb les més variades activitats acadèmiques: realització d’exercicis i tasques diverses, préstec de llibres, activitats complementàries, preparació de les sessions de classe, dinamització estudiantil, etc.

Amb tal propòsit, els integrants de la comissió encarregada de la biblioteca, així com tots aquells que tenen el privilegi d’aprofitar-se’n dels seus recursos, ens informen que l’horari d’obertura és des de les 11,30 fins a les 11,55. Un espai de temps suficient per fullejar lectures i documents, realitzar tasques pendents i, sobretot, per llogar els llibres corresponents de cada matèria educativa. En aquest sentit, cal dir que totes les lectures incloses en les programacions de Castellà i Valencià estan disponibles a les prestatgeries de la biblioteca i que el ritme de préstec és, de moment, molt satisfactori. No cal comprar si es pot llogar, pareix ser la màxima. Una màxima apropiada per als temps que corren, certament.

Pel que fa a l'ambient, la biblioteca ofereix una magnífica oportunitat per a crear un hàbit d'estudi. Està situada a la planta baixa del centre i es gaudeix d'una atmosfera adequada, amb unes prestatgeries totalment obertes que possibiliten la consulta directa i un finestral lateral que deixa entrar la llum i, alhora, la fresca.

En altre ordre de coses, la biblioteca resta oberta a totes les activitats de dinamització que tant el professorat com l’alumnat puga plantejar. És per això que sobre la taula ja hi ha una proposta de visualització d’espots sobre Jaume I i el 9 d’octubre. Aquesta activitat es durà a terme en breu i, bàsicament, pretén donar a conéixer la nostra data de naixement com a poble així com les seues repercussions actuals. Benvinguts sereu si en formeu part activa o passiva, tant fa. Íntimament relacionat amb les activitats de dinamització, també cal afegir que al llarg del present curs, s’hi faran presentacions de llibres, activitat oberta a tot el personal del centre i de la qual se us informarà convenientment i al seu temps.

Res més. Només dir-vos que ens alegrem de disposar d'un espai cultural de primer ordre entre les nostres parets. Esperem doncs, que aquesta informació us resulte profitosa i que la feu servir com correspon.

Ànim, força i salut!

PROJECCIÓ D'ESPOTS 9 D'OCTUBRE

A la biblioteca es va dur a terme el passat 28 d'Octubre una projecció per a exhibir els espots realitzats pels alumnes del 2n cicle de secundària amb motiu del passat 9 d'octubre. 
 

 

Manuel Alexandre, un cómico colosal


El martes 12  de octubre falleció uno de los actores más grandes de la comedia española: Manuel Alexandre. Siempre se le ha considerado un actor de reparto, un secundario, pero también un “robaescenas” de excepción, pues con su talento, su naturalidad y su simpática imagen acababa robándole el protagonismo a todos los actores que compartían plano con él. Así, casi sin querer, acabó poniendo su nombre en más de 300 películas y se convirtió en una pieza codiciada para aumentar el nivel interpretativo de obras de teatro, películas o series de televisión. 

(Alexandre con su Goya de Honor en 2003)
 
Alexandre siempre será recordado por su delicada humildad, por su gesto simpático y su presencia elegante al punto que mesurada. Pero sobre todo por una sonrisa picarona y firme que parecía responder a la del espectador que disfrutaba con su presencia. Uno de sus papeles más entrañables lo encontramos en “Atraco a las tres” (1962), sensacional comedia que nunca pasará de moda en la que actúa junto a otros grandes de la escena como José Luis López Vázquez, Gracita Morales o Alfredo Landa. 

(Los protagonistas de "Atraco a las tres", brindando por el éxito de su plan) 

Dedicó toda su vida a la interpretación y no dejó de trabajar en ningún momento de su carrera. Incluso, con la edad, mantuvo un ritmo importante. De sus papeles en los últimos años hay que destacar su trabajo en “Los últimos días de Franco”, interpretando con 90 años al dictador; la película "Y tú, ¿quién eres?" (2007), que aborda el tema del Alzheimer; “Elsa y Fred” (2005); “Incautos” (2004) o “Dos tipos duros” (2003). En los años 90 triunfó con la serie de televisión “Los ladrones van a la oficina” y especialmente memorables en su carrera fueron los trabajos con Luis García Berlanga, en películas como “Bienvenido Mr. Marshall” (1953), con la que debutó en el cine, “Los jueves, Milagro” (1957), “Plácido” (1961) o “Calabuch” (1963)

Un gran actor que en sus declaraciones siempre daba lecciones magistrales. Una de las mejores: “He hecho 312 películas y siempre me lo ha pasado muy bien”. Una forma de entender la interpretación simple y admirable. 

Premio Nobel para Vargas Llosa

El pasado 7 de octubre se le concedió el Premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa, colosal escritor hispanoamericano que nació en Arequipa (Perú), el 28 de marzo de 1936. Se trata de una buenísima noticia para las letras y en especial para el castellano. La Academia sueca, que premió su obra «por su cartografía de las estructuras del poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, su rebelión y su derrota» se había resistido a entregarle el premio y ya era habitual preguntarle cada año si se sentía favorito para lograrlo. Como el mismo Vargas Llosa ha declarado a los medios: "Lo bueno que tiene que te concedan el Nobel es que ya no tengo por qué explicar por qué no me lo daban". En realidad, muchos habrán sido los que se habrán extrañado por pensar que ya se lo habían concedido. El peruano se ha convertido en el primer premio Nobel en castellano de este siglo XXI. 

(El Premio Nobel de 2010, Mario Vargas Llosa) 

Vargas Llosa es novelista, pero también periodista, profesor e incluso político en Perú durante algunos años. De él se decía que era un gran explorador de la estructura novelesca y en muchas de sus obras se plasma su preocupación por la política, como es el caso de su obra Conversación en la catedral. Con su primera obra, La ciudad y los perros (1963) ya consiguió el reconocimiento internacional y un éxito inmediato, un éxito que además ha sido reconocido por público y crítica. En 1986 consiguió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y en 1994 el Premio Cervantes, que se considera el máximo galardón al que aspira un escritor en castellano. Sin duda, todos premios merecidos por este hombre elegante, de apariencia tranquila, que se considera un trabajador de la literatura y que disfruta dando sus clases magistrales en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey). 

Si el Cervantes se considera la máxima distinción de la literatura en castellano, el Nobel está considerado como el principal premio de la literatura en general. Aunque uno no deja de sorprenderse al ver que grandes literatos como Autores como Jose Luis Borges, Miguel de Unamuno, Marcel Proust, James Joyce, Frank Kafka o León Tolstói nunca recibieran el galardón. Más alucinante es el caso de Unamuno si nos paramos a observar que estuvo nominado en 1935, año en que el premio quedó desierto. A lo largo de la historia, han sido once los ganadores del Premio Nobel de lengua hispana, de los cuales, cinco han sido españoles. 

El primer premio fue para José Echegaray y Eizaguirre en 1904. Siempre se ha considerado un galardón inmerecido y lo cierto es que la obra de Echegaray no ha trascendido demasiado en la historia. En realidad Echegaray destacó más como ingeniero o como matemático, si bien se le debe reconocer su talento como hombre universal en todos los campos que tocó y un excelente creador teatral. En 1912, Benito Pérez Galdós, uno de los grandes novelistas españoles fue el más firme candidato a lograr el premio, pero sus enemigos políticos lograron disuadir a la Academia. Con él ya fallecido, en 1922 le llegaría el turno a otro dramaturgo: Jacinto Benavente, autor de Los intereses creados o La malquerida, que representaba un estilo opuesto al de Echegaray por ser más objetivo y realista. 

(Echegaray, ganador del Premio Nobel en 1904) 

Después llegaron los premios de los poetas Juan Ramón Jiménez (1956) y Vicente Aleixandre (1977), merecidos como pocos, pues premiaban la obra de estos dos colosales poetas españoles. El premio de Vicente Aleixandre supuso además un pequeño reconocimiento a todos los autores de la Generación del 27, pues poetas como Luis Cernuda, Dámaso Alonso, Rafael Alberti o el propio Lorca, por mencionar algunos, podrían haber logrado también ese reconocimiento. Como tienen que pasar 50 años para conocer los nombres de los candidatos (ahora se pueden consultar los nominados hasta el año 59) nunca sabremos qué españoles estaban en las listas.
El último español en lograrlo, dejando a un lado que Vargas Llosa también tiene nacionalidad española, fue Camilo José Cela. De eso hace ya 21 años. El autor de La colmena o La familia de Pascual Duarte recibió el premio «...por la riqueza e intensidad de su prosa, que con refrenada compasión encarna una visión provocadora del desamparo de todo ser humano». Un gran premio para otro gran novelista, que al igual que Vargas Llosa también logró el Premio Cervantes y el Príncipe de Asturias. 

La literatura hispanoamericana recibe un nuevo Nobel que hay que sumar a los de la poetisa Gabriela Mistral (1945), el del guatemalteco Miguel Ángel Asturias (1967), al del genial chileno Pablo Neruda (1971), al del novelista Gabriel García Márquez (1982) y al del mexicano Octavio Paz (1990).